¿Y día del adulto cuándo?

¿Y día del adulto cuándo?

La celebración del día de los niños y las niñas colombianas está cerca y es inevitable empezar a pensar en todos los preparativos para que los pequeños tengan su mejor día. Pero la pregunta surge es, si existe el día de los niños…. ¿por qué no el de los adultos? ¿En qué momento dejamos de ser objetos de celebración? ¿Se alcanza a imaginar todo lo que crearían los niños (sin dinero) para hacer que pasáramos un día muy especial?

Pues bien, aunque no existe una explicación filosófica o sicológica del por qué los entes encargados de la institucionalización de los días conmemorables no han tenido a los adultos en cuenta, sabemos que, en comparación con los niños -en motivos para hacerse acreedores a la celebración- ellos nos llevan la delantera.

Entonces bien, aparte de la edad y la altura ¿qué nos diferencia? ¿en qué momento dejamos de ser niños? Según Nicolás Bahamón, Life Coach y fundador de Bahamón Vida Excepcional “la diferencia no está en cuántas cosas hace una persona adulta en comparación con un niño (a) sino en cuántas cosas deja de hacer. Los adultos dejan de crear, de imaginar y de disfrutar, todo por la trampa del premio” asegura Bahamón. “La satisfacción de obtener resultados se convierte en lo único importante para el adulto, mientras que para un niño, el disfrutar la vida está en cualquier cosa o momento, las cosas tienen más sentido y el tiempo pasa más lento. El adulto se enfoca en los resultados y se olvida por completo de disfrutar”, agrega.

¿QUÉ HACER ENTONCES?

No importa la edad ya y como no tenemos máquina tele transportadora para recuperar el tiempo mal invertido (por no decir perdido) recurra a los siguientes tips para tener lo mejor de la niñez en la adultez:

  • No se acartone: Existen personas que se vuelven duras, que no se permiten disfrutar por creencias limitantes de “yo soy el doctor”, “yo soy el importante hombre de negocios”. Quienes lo hacen, lo usan como mecanismo de defensa y armadura y dejan de disfrutar cosas por tener el rol que tienen.
  • Sea creativo: Cree historias, como los niños – que convierten una pieza de madera en una espada poderosa- tome un objeto y busque nuevas formas de usarlo.
  • Haga ejercicios de construcción de hipótesis: Pregúntese ¿Si todas la personas fueran honestas? ¿Si el sol fuera verde?
  • Experimente: intente nuevas cosas, y si no funcionan, pruebe otras. Intente desarrollar un pensamiento lateral; es decir, ver las cosas desde distintos ángulos para resolver problemas de manera imaginativa.
  • Rodéese de niños: Son la mejor fuente de recursos creativos, escúchelos, analícelos y sobretodo, aprenda de ellos.
  • Ríase: Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Además de todo reírse funciona para prevenir ya que los espasmos que se producen en el diafragma fortalecen los pulmones y el corazón, tiene un efecto analgésico por la liberación de endorfinas, reduce la presión arterial, refuerza el sistema inmunológico y lo mejor ¡es contagiosa!
  • Juegue: Corra con sus hijos, juegue a las escondidas y/o a La Lleva. Y si su capacidad física no es la más envidiable, recurra a los juegos de mesa familiares, en los que encontrará opciones muy divertidas para compartir con su círculo más cercano y no quedar como el menos atlético.

QUÉ TAL UN ¡PASTELAZO!

Y si usted quiere encontrar los tres últimos tips en una misma actividad no dude en jugar ¡Pastelazo!, que luego de hacerse famoso en los años sesenta, vuelve con el poder de la crema batida para hacerse increíblemente popular. Solo basta con cargar la mano con crema, poner la cara en la máscara y empezar a girar las manijas de acuerdo al número de veces que indique la ruleta. En el momento en el que menos se espere, alguien recibirá un ¡Pastelazo!

Una prueba fehaciente del poder de ¡Pastelazo! es el video en el que un abuelo escocés juega con su nieto de 6 años. Allí, en medio de los nervios, los dos giran las manijas hasta que cada uno recibe un ¡Pastelazo! y estallan de risa. Días después, este video se divulgó de tal manera que, hoy en día, tiene más de 180 millones de views en Facebook y cuenta con otros cientos de miles en YouTube.

Así que no lo dude más, resígnese a saber que no habrá día del adulto y más bien haga propio el día de los niños y las niñas en Colombia. Comparta con los más pequeños, diviértase con ellos, llénese de su energía y sobretodo ríase a carcajadas con ¡Pastelazo!

 

Categories: Estilo de Vida

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*